Make your own free website on Tripod.com

 
Isabela, Puerto Rico                                                Martes, 4 de noviembre de 2003 /  Actualizado:  2:54  a.m.

 

Secciones

Portada

Ambientales

Culturales

El Mundo

Fotos de P.R.

La Nación

Mis Artículos

Universidad

Regionales

Cabo Rojo

Camuy

Isabela

Mayagüez

Puerto Rico I

Puerto Rico II

Vega Baja

Vieques

Servicios

Biblioteca Virtual

Chat

Enlazáte

Foros

El Tiempo

Las noticias antiguas

Las más visitadas

Publicidad

Escríbenos    

   

EN LA UNIVERSIDAD

¿Por qué el ROTC debe cesar su intervensión en la Universidad?

 

 

 

 

 

 

Foto: UJS-RUM

 

 

Por Profesores con el FUDE

 

Consideraciones para un diálogo:

 

11.    El Programa del ROTC se basa en el concepto de “citizen-soldier”. A nivel retórico se argumenta que el propósito principal del ROTC es que “la universidad entre en el soldado”. Aunque este propósito es loable, en la práctica lo que ha ocurrido es que las instituciones a las que el soldado pertenece son las que entran a la universidad. No nos oponemos a que los soldados asistan a la universidad en carácter de estudiantes. Nos oponemos a que las fuerzas armadas, con su presencia, contradigan los fines de la universidad y atenten contra la autonomía de la misma.

 

2. El Programa del ROTC es una de las múltiples vías con las que cuentan las fuerzas armadas para formar sus cuerpos de oficiales. Entre ellas sobresalen las tres academias militares—United States Military Academy en West Point, United States Naval Academy en Annapolis y United States Air Force Academy en Colorado Springs. Además, cuentan con programas especiales para personas con un bachillerato. Por ejemplo, el “Officer Training School”, “Officer Candidate School” y el “Officer Candidate Class”, del Air Force, Army y el Marine Corps, respectivamente, son programas de diez a catorce semanas de duración que les brindan la oportunidad a aquellas personas interesadas en una carrera militar, de obtener el entrenamiento que los convertirá en oficiales comisionados. Se puede argumentar que estos programas son idóneos para desarrollar los “citizen-soldiers”.

 

3. El programa del ROTC, aunque adscrito al Decanato de Asuntos Académicos, no está sometido a los procesos rigurosos de evaluación académica de esta dependencia universitaria. Más aún, éstos están exentos de la supervisión y orientación del Consejo de Educación Superior. Ello implica que el personal que ofrece cursos dentro de los programas del ROTC, en muchos casos no tiene una preparación académica comparable a la del resto de la facultad. Un argumento similar fue utilizado exitosamente en Harvard University para terminar el programa del ROTC.

 

4. La Universidad dice estar comprometida con promover una cultura de paz para el país, el pensamiento crítico entre sus estudiantes y el respeto a las culturas y el medio ambiente. La ética y los valores se enseñan con la acción y no sólo con la prédica. ¿Con qué fuerza moral va la Universidad a promover la no violencia, el diálogo crítico y el respeto al patrimonio cultural y el medio ambiente si albergamos en nuestra institución a un ente autónomo y ajeno a estos valores?

 

5. La Universidad pobre subsidia un ejército rico. Cualquier cantidad que la Universidad de Puerto Rico invierta en las fuerzas armadas estadounidenses es dinero que limita satisfacer las necesidades educativas de sus estudiantes, adelantar la agenda investigativa de su facultad y mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores. Todo subsidio a las fuerzas armadas constituye una desviación de los fondos que el pueblo de Puerto Rico quiere invertir en su futuro, asignándolos a la única universidad del estado. Las fuerzas armadas estadounidenses no necesitan tal subsidio. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos cuenta con un presupuesto general doce veces mayor que el presupuesto general del gobierno de Puerto Rico, y esto sin contar con los aumentos aprobados después del 11 de septiembre de 2001, ni con las partidas extraordinarias para financiar la guerra en Irak.

  

 

 

 

 

   

Director: Luis Morales Padilla, Subdirectora editorial: Milka Ruiz Herrera, Diseño:  Rafael Morales, Webmaster: Raúl L Morales, 

Colaborador: Héctor Rosa Figueroa © Copyright PUERTO RICO POR DENTRO / 20 de mayo de 2001-2003 / Hospedado por Tripod / Revista Interactiva de Información Alternativa.  Cada día con usted en: http://www.moralespr.tripod.com / http://prd.pr.nu / http://prd.pr.kz  / www.prd.tk