Make your own free website on Tripod.com

 
Isabela, Puerto Rico                                                Martes, 4 de noviembre de 2003 /  Actualizado:  2:54  a.m.

 

Secciones

Portada

Ambientales

Culturales

El Mundo

Fotos de P.R.

La Nación

Mis Artículos

Universidad

Regionales

Cabo Rojo

Camuy

Isabela

Mayagüez

Puerto Rico I

Puerto Rico II

Vega Baja

Vieques

Servicios

Biblioteca Virtual

Chat

Enlazáte

Foros

El Tiempo

Las noticias antiguas

Las más visitadas

Publicidad

Escríbenos    

   

LA NACIÓN

Cierran Roosevelt Roads, pero se quedan con las tierras

 

 

 

       

 

 

Por Pablo Soto

Bandera Roja

 

 

El cierre de la base de Roosevelt Roads en Ceiba es un resultado inesperado de la lucha por la salida de la Marina de Vieques, hasta hace unos meses cuando se empezó a anunciar esa posibilidad desde Washington. A diferencia de lo sucedido con el cierre anterior de otras bases, como el caso de Ramey en Aguadilla, los terrenos no necesariamente van a ser entregados en su mayoría al gobierno del Estado Libre Asociado. Como en el caso de Vieques, el pueblo puertorriqueño se enfrenta a la tarea de recuperar estas tierras que le fueron arrebatadas en la década del 1940.

Con el cese de las maniobras navales en Vieques, en mayo de este año se anunció la intención de cerrar Roosevelt Roads. La Marina no sólo trasladó sus prácticas de la isla municipio, sino que decidió mover el conjunto de todas sus prácticas navales en el área. La base no era puerto permanente de unidades navales y su función primordial era de apoyo al entrenamiento. Al perderse esta función, la Marina pidió el cierre de la base. La lucha de Vieques arrancó otra victoria con el cierre de Roosevelt Roads.

Al confirmarse el retiro de la Marina de Vieques, la posición inicial del gobierno colonial y de Aníbal Acevedo Vilá fue que la base permaneciera abierta. Esa fue la misma posición que asumieron Carlos Pesquera y otros sectores del PNP. Se opusieron a que los terrenos fueran desarrollados para uso civil, como fue impulsado por el independentismo. Luego el gobierno colonial trató de que el Congreso legislara para que los terrenos le fueran trasladados directamente, en lo que también fracasó.

La base va a ser cerrada en gran parte bajo los términos de la Ley BRAC de 1990. Esta ley le da prioridad a las agencias federales a reclamar terrenos para su propio uso. La reserva del ejército norteamericano ya ha expresado interés en apoderarse de 150 acres. En Claridad se indicó que la reserva de la Infantería de Marina, la Guardia Nacional Aérea y la Administración de Veteranos tienen interés en otras secciones de la base. También, el Departamento del Interior federal ha demostrado interés en obtener una gran parte de los 8,600 acres de la base para una reserva forestal en las áreas de humedales. Para ese propósito llevaron a fines de septiembre al alcalde de Ceiba de gira por la reserva forestal en la isla de Saint John, en las Islas Vírgenes. La Ley BRAC también permite que se vendan terrenos a intereses privados. De acuerdo a los informes de prensa 60% de estos recaudos irían al gobierno federal y 40% al gobierno colonial.

Según Acevedo Vilá (de lo que los federales no se queden), los terrenos para fines públicos como el aeropuerto, el hospital, las escuelas y los muelles de la base podrían pasar eventualmente a manos del gobierno colonial.

La dirigente ambiental Sarah Peisch denunció que en Roosevelt Roads existen al menos 72 lugares con contaminantes industriales. Estos son desde tanques de combustible hasta sitios no desarrollados, como la isla Piñero, que fue utilizada por las Fuerzas Especiales para sus prácticas militares. El traslado a otras agencias federales, como el Servicio Forestal, evitaría o atrasaría la limpieza de estos terrenos.

Finalmente, no podemos olvidar que la historia de Ceiba es similar a la de Vieques. En 1940 la Marina llegó y expropió los terrenos, tomando la mayor parte del municipio. El área civil quedó arrinconada y Ceiba se convirtió en un pueblo costero sin playas. Su desarrollo fue limitado, siendo uno de los municipios más pobres del país.

Ya es hora de que a Ceiba se le permita desarrollarse. Como en Vieques los terrenos deben limpiarse y devolverse al pueblo de Puerto Rico.

  

 

 

 

 

   

Director: Luis Morales Padilla, Subdirectora editorial: Milka Ruiz Herrera, Diseño:  Rafael Morales, Webmaster: Raúl L Morales, 

Colaborador: Héctor Rosa Figueroa © Copyright PUERTO RICO POR DENTRO / 20 de mayo de 2001-2003 / Hospedado por Tripod / Revista Interactiva de Información Alternativa.  Cada día con usted en: http://www.moralespr.tripod.com / http://prd.pr.nu / http://prd.pr.kz  / www.prd.tk