Make your own free website on Tripod.com

 
Isabela, Puerto Rico                                                Sábado, 1 de noviembre de 2003 /  Actualizado:  6:25  p.m.

 

Secciones

Portada

Ambientales

Culturales

El Mundo

Fotos de P.R.

La Nación

Mis Artículos

Universidad

Regionales

Cabo Rojo

Camuy

Isabela

Mayagüez

Puerto Rico I

Puerto Rico II

Vega Baja

Vieques

Servicios

Biblioteca Virtual

Chat

Enlazáte

Foros

El Tiempo

Las noticias antiguas

Las más visitadas

Publicidad

Escríbenos    

   

LA NACIÓN 

Encaminemos un frente común

contra la pobreza

 

 

 

 

 

Por: Héctor "Titito" Rosa Figueroa

Especial para Puerto Rico por Dentro

periodicolacosa@hotmail.com

Director Polítiqueando



En ocasiones es complicado identificar, definir y buscar una efectiva solución para tratar de erradicar un continuo problema que aqueja a nuestra sociedad, la pobreza. Según algunos organismos sociales de la actualidad la pobreza se define como una brutal negación a los derechos de los seres humanos al bienestar, la salud, la educación y empleos; favores o actos de caridad de los gobiernos y organizaciones internacionales en beneficio de los pobres. Esta lamentable situación niega libertades, capacidades, derechos y oportunidades a las personas para tener una vida larga, creativa y sana, adquirir conocimientos, tener libertad, dignidad y respeto por sí mismos. La pobreza también se puede calificar como un mal social que se relaciona con el estilo de vida de los individuos, así como a causa de su forma de ser y situación económica.

 

  • Una de las causas

De este problema podría ser la mala distribución del dinero por los países más poderosos del mundo específicamente los Estados Unidos, donde se le brindan privilegios económicos a la minoría y a su vez la exclusión de la mayoría pobre mediante la discriminación étnica, la represión política y las violaciones a los derechos humanos. Otras causas además de la anteriormente mencionada podrían ser los siguientes: el desempleo, los bajos salarios, la discriminación y la dependencia económica, mental y política extrema.

 

  • Algunas de las soluciones

 Podrían ser efectivas sería el creando y mejorando las condiciones de empleo brindando mejores salarios, acabando con los abusos y la explotación en el ambiente laboral, estableciendo un riguroso y ordenado plan donde los países poderosos no controlen gran parte de las riquezas del mundo, que los organismos internacionales anti-pobreza busquen más apoyo económico por parte de los bancos mundiales, quitar de inmediato el embargo económico a aquellas naciones que no tienen el privilegio de negociar libremente con el comercio mundial; pero la opción que podría ser la más acertada es el darle a la ciudadanía una mejor educación ya que sería la manera en la que se formen más profesionales, mejores preparados que sean instrumentos de progreso para nuestra sociedad.

 

Pero nuestro país, Puerto Rico, no está lejos de la realidad mundial, cuando varias necesidades aquejan a nuestra población y teniendo además países cercanos donde la pobreza es el principal problema a causa de la deficiente y fracasada estructuración de gobierno de decenas de países donde se utilizan modelos atrasados en un mundo de constante cambio. Hay que dejar claro que la solución a este problema en nuestro país no es únicamente el crear más programas de asistencia económica, programas que crean dos situaciones más serias y complicadas como la dependencia económica y social hacia el gobierno, así como el dominio total de las agencias gubernamentales de la clase baja y media-baja del país. El control del gobierno en la clase baja podría tener el efecto del chantaje político, al ofrecerle un sinúmero de promesas de justicia social con el único propósito de controlar un voto de un individuo o una comunidad en particular. 

  •  Más allá de una pobreza  

La pobreza económica hay que verla también como una pobreza mental cuando hay personas que temen en demostrar y brindar sus talentos, conocimientos y potenciales al mundo, así como aquellos que tienen una mentalidad pesimista para ver la vida de otra manera. 

  •  En conclusión

 La pobreza toca de lleno a nuestro país y al mundo entero. Es sumamente difícil el erradicarla de una vez y por todas, pero en las manos de esta generación y de las generaciones venideras estará la obligación de buscar soluciones y reformas amplias para trabajar por un mundo de igualdad y justicia social donde los prejuicios, discriminaciones y diferencias económicas e ideológicas se echen hacia un lado y que todos se encaminen hacia un frente común, el darle en un futuro a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos una mejor calidad de vida.

  

   

Director: Luis Morales Padilla, Subdirectora editorial: Milka Ruiz Herrera,Diseño:  Rafael Morales, Webmaster: Raúl L Morales, Colaborador: Héctor Rosa Figueroa © Copyright PUERTO RICO POR DENTRO / 20 de mayo de 2001-2003 / Hospedado por Tripod / Revista Interactiva de Información Alternativa