Make your own free website on Tripod.com

Portada Biblioteca Virtual Email Gratis Escríbenos Quienes Somos

Isabela, Puerto Rico  

Domingo, 18 de noviembre de 2004 /  Actualizado: 1:30  p.m.

 Año III / Número 3

 

Secciones

 

Ambientales

   Culturales
   El Mundo
   La Nación
   Faros de P.R.
   Mis artículos

 

 La Universidad

.

Reginales

 

Cabo Rojo

   Camuy
   Isabela
   Mayagüez
   Puerto Rico I
   Puerto Rico II
   Veja Baja
   Vieques

.

Servicios

 

Chat

   E-Mail - Gratis
   Enlázate
   Foros
   El Tiempo
   Quienes Somos
   Escríbenos
  PuertoRico
Web Design

.

 

Usted es nuestro visitante: 


 

 

La Nación


En Pie de Lucha
Boricuas contra el militarismo estadounidense 

Por Adailma Mendes
Adital 



Pescadores enfretan helicópteros
Carlo Zenón

Desde la invasión de Estados Unidos en Puerto Rico, pasó a ser depósito de provisiones militares de la potencia norteamericana. Ciudadanos y medio ambiente portorriqueños tuvieron que convivir con la presencia excesiva e irrespetuosa de tropas y material bélico estadounidenses. Vieques, una isla ubicada a 111 km al sudeste de Puerto Rico, es el gran símbolo de esa invasión militar, responsable por la contaminación de la región y por la traba social y económica en que se encuentra la isla.

Vieques, que estuvo ocupada por Estados Unidos desde 1938, sólo en mayo del año pasado consiguió que parasen los bombardeos de las tropas estadounidenses en la región. Antes de aceptar la derrota frente a la presión popular de los que consiguieron resistir en la isla, la marina de Estados Unidos estuvo realizando, 200 días al año, bombardeos para ejércitos militares que utilizaban proyectiles de uranio reducido, bombas napalm y otras armas químicas y tóxicas condenadas internacionalmente, que eran también almacenadas en el suelo de Vieques.

Aún con la retirada casi total del ejército estadounidense, datos de la Secretaría de Salud portorriqueña muestran cuadros irreversibles en Vieques: la incidencia de cáncer entre la población de la región es superior al 27% al del resto de Puerto Rico. "...nosotros los pescadores nos vimos obligados a entrar en la lucha más clara, más contundente, porque los daños de la marina al sector pesquero eran directos, no eran indirectos. Ellos realizaban maniobras en nuestras áreas de pesca y las destruían, ellos bombardeaban nuestras aguas", agrega el líder de los pescadores de Vieques, Carlos Zénon.

El terror y la opresión en Vieques fueron tan representativos que, hoy, 12,5 mil viequenses viven en Santa Cruz y, en Vieques sólo quedan 9,3 mil habitantes. Además, la tasa de desempleo en Vieques es de 50%, según Zénon. Sólo la mitad de la población activa trabaja para garantizar el sustento de la familia. Para ejemplificar el desprecio identificado por la población local, el líder de los pescadores cita que, en conversación con el almirante de la marina de la Estación Naval de Roosevelt Road, en las zonas de Ceiba y Naguabo, sobre la imposibilidad de transitar por las aguas alrededor de Vieques debido a la organización de un entrenamiento de 28 días en 1978, éste le respondió: "Mira Zénon, nosotros invertimos millones de dólares para traer a las fuerzas de la Otan a Puerto Rico y tenemos que hacer los ejercicios". Y, al ser cuestionado con relación a lo que acontecería con los pescadores, simplemente respondió: "Puedes ir a la fila de la oficina de cupones de alimentos hasta que terminen los ejercicios."

La pequeña historia terminó siendo el símbolo del comienzo de la resistencia de los viequenses y, hasta, de sus contraataques. "Sería nuestra primera experiencia de ese tipo. Había 50 pescadores – nunca me olvido del número de pescadores – y les dije que íbamos a pelear contra el aparato militar estadounidense...", relata Zénon, hasta hoy activo en la lucha contra el militarismo en Vieques.

"Sería nuestra primera experiencia de ese tipo. Había 50 pescadores  nunca me olvido del número de pescadores y les dije que íbamos a pelear contra el aparato militar estadounidense"

Carlos Zenón, líder de los pescadores Viequenses

La guerra a la Vieques

Después de la decisión de enfrentar a la Marina estadounidense, comenzaron una serie de estrategias de guerra hasta entonces inimaginables entre dos luchadores de extrema disparidad: viequenses oprimidos de un lado y el mayor ejército del mundo del otro.

Fuimos obligados a desarrollar nuestras mentes, ser inteligentes, porque no tenemos dinero, no tenemos armas, no tenemos los buques, no tenemos aviones de guerra. Fuimos obligados a desarrollar una serie de cosas que la Marina jamás pudo imaginar", dice Carlos Zénon. En el caso del combate a helicópteros, los viequenses llegaban hasta lanzar cadenas de metal en la hélice de la aeronave y conseguían derribarlas.

Con la muerte del viequense David Sanez, que trabajaba como guardia de seguridad en la base de la Marina, en 1999, debido a una bomba, las acciones por la retirada de las tropas estadounidenses fueron intensificadas. "...comienza un proceso de desobediencia en los meses siguientes, una docena de campamentos de religiosos, de grupos sindicales, de pescadores, de familiares viequenses. Entonces, Vieques comienza a sentir la atención dada por la prensa internacional y el aumento del apoyo, hasta que en mayo del 2000, la Marina estadounidense trajo una brigada de aproximadamente mil efectivos...", recuerda Roberto Ramin, miembro del Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques (CPRDV), que desde 1993 es el principal responsable por la lucha de Vieques.

Los resultados de la batalla entre la Marina estadounidense y Vieques en los últimos años, del 2000 al 2003, fue de más de 1.500 viequenses presos durante días, semanas y hasta meses. Muchos encarcelados en la prisión federal de Estados Unidos, en San Juan (capital de Puerto Rico).

Según el libro Visión de Vieques, de Alejandro Torres Rivera, los costos operacionales de la Marina de Estados Unidos en Vieques con las desobediencias civiles aumentaron de 1 millón de dólares, en 1999, hasta 11 millones, en 2001, como resultado de la necesidad de incrementar las medidas de seguridad, prisión de personas e instalación de otros mecanismos de defensa.

Un militarismo contra la propia América

Con la mayor base militar estadounidense fuera de Estados Unidos - la Estación Naval Roosevelt Roads, en áreas portorriqueñas de Ceiba y Naguabo –, Puerto Rico fue utilizado muchas veces por el Ejército estadounidense como trampolín para ataques a países de la propia América.

"Podemos decir que Puerto Rico es el territorio que más fue utilizado para entrenar el ejército estadounidense para guerras de agresión en toda América Latina. Como sucedió en Santo Domingo en el 65, Guatemala en el 63, Nicaragua, cuando se utilizó Vieques y la base de Ceiba para reabastecerse; salieron de sus bases en Vieques y en Ceiba para invadir también Panamá y Granada", recuerda Wilfredo Pérez, coordinador de la Confraternidad Caribeña y Latinoamericana de Puerto Rico.

La salida de la Marina de Estados Unidos de la base de Roosevelt Roads está prevista para abril de este año. La propuesta de las autoridades locales es crear en el lugar un aeropuerto, parque científico, puerto turístico, área cultural y de ecoturismo.

 

 

Actividades

Encuesta


 

Recomendamos

Imagén de la Semana


031007upr_arc.jpg (7744 bytes)

Foros

¿Cree que disminuya la resistencia en 
Irak luego de la captura de Hussein?

Medios Alternativos

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 


Director: Luis Morales Padilla, Subdirectora editorial: Milka Ruiz Herrera, Diseño:  Rafael Morales, Webmaster: Raúl L Morales, Colaborador: 
Héctor Rosa Figueroa © Copyright PUERTO RICO POR DENTRO / 20 de mayo de 2001-2004  
Hospedado por Tripod / Revista Interactiva de Información Alternativa.